Caja armónica + mástil= violín

cerrando_Asig

 

Por fin tenemos las seis cajas cerradas.

Tras dejar los aros a sus alturas correspondientes se procede a encolar tapa y fondo. Las cajas armónicas están finalizadas. Ahora, a simple vista los seis instrumentos parecen idénticos…pero no lo son (bueno, excepto el violín de control que es idéntico al violín con tapa media/fondo medio)

Los mástiles llegaron parcialmente mecanizados para que todos ellos tengan unas dimensiones semejantes.

 

Los seis batidores suministrados por Roberto Jardón Rico también fueron minuciosamente seleccionados teniendo en cuenta la masa y la frecuencia. De nuevo la impedancia característica es el factor a tener en cuenta

Los mástiles y batidores sueltos se trabajaron y midieron minuciosamente buscando la mayor semejanza posible

Los mástiles junto con los batidores encolados también se trabajaron y midieron sistemáticamente hasta que tuvieron todos ellos la misma impedancia (masa x frecuencia) buscando la semejanza en este nuevo parámetro. Los mástiles llegaron muy justos en medidas (menores en algunos puntos) y hubo que trabajar con extrema precisión. No había margen de error.

El encastre y la proyección de los batidores sobre el puente también se estudió y trabajó en todos los violines. Este valor de la proyección ha de ser exactamente igual en todos ellos para que la presión que ejerce el puente sobre la tapa sea la misma en todos. El cambio de presión afecta al timbre y a la sonoridad del instrumento

Para este proceso se desarrolló  en la escuela un nuevo método más preciso para medir esta proyección, recopilando diferentes técnicas de diferentes luthieres y escuelas. Así mismo se ideo un sistema para visualizar con la mayor precisión el eje principal del violín y determinar la simetría del encastre.

Los puentes se seleccionaron de entre 50 muestras suministradas por la empresa Despiau. Se midieron todos ellos para obtener los más parecidos en masa y frecuencia.

El SET-UP o ajuste y trimado del puente y alma es una fase crítica y determinante a la hora de optimizar el timbre y las cualidades sonoras de un violín.

Los seis violines de la escuela han de tener el mismo tipo de ajuste de alma, realizado por Fernando Fernández del taller de Jardón Rico.

Se intentó realizar el mismo tipo de trimado en todos los puentes para eliminar esta variable de la cualidad sonora.

Esta tarea la realizó  Roberto Jardón Rico, utilizando también el criterio de semejanza en la impedancia específica Z=m x f.

Para esta impedancia específica Z se utilizaron como parámetros la masa del puente m y la frecuencia de resonancia de rotación sobre la cintura del puente f, fijado en los pies en tornillo de banco.

Todos ellos tienen también medidas físicas muy parecidas.

Al fin tenemos los violines sonando!

Un largo y complejo recorrido que al final ha merecido la pena, pero aquí no acaba el proyecto…

recorrido_1