El trabajo en la escuela: moldes, aros, puntas.

En la escuela_Asign

 

Los moldes inicialmente diseñados y cortados llegaron a la escuela y los y las estudiantes de BELE comenzaron a trabajar en ellos

Se tuvieron que ajustar y regruesar un poco los moldes ya que los contra aros del Huberman son un poco más altos de lo habitual…

Los y las alumnas construyeron las estructuras de los tacos, aros y contra aros. Se utilizó madera se sauce, como en el instrumento original

Se midieron las características físicas y mecánicas de las maderas y se prepararon las cuñas para poder ser mecanizadas.

La madera de las cuñas presentaba una ligera torsión (crecimiento típico de muchos árboles) y se decidió trabajar las cuñas de manera que las fibras rectas queden en la zona de la junta.

Después de encoladas han de prepararse para ser mecanizadas…

Casi un año después los fondos y las tapas llegan a la escuela…

Diseñamos y adaptamos las puntas y filetes para obtener una estética lo más parecida al modelo original.  Este proceso se analizó detenidamente y se realizó con la mayor precisión posible para llegar a un resultado unitario en los seis instrumentos.

El desgaste originado por el paso del tiempo no creímos oportuno imitarlo.

El estudio y trabajo en los filetes ha de hacerse en paralelo al de las puntas…

Hay una zona de la tapa y fondo que influye mucho en el comportamiento global mecánico de la caja del violín y que tiene el mismo espesor en todos los violines del proyecto.

Se definió para estas zonas un valor de 2.8 o 2.9mm. Las órdenes eran estrictas, no se podía alterar el espesor de esta zona: el primer cm a partir del contra aro o filete hacia la bóveda no se ha de modificar. Así pues se acabó el redondeo del borde y los filetes sin alterar estas formas.

Se extrajeron los moldes y se terminaron los tacos y contra aros por el interior

Regruesando durante días… para conseguir una tapa y un fondo, Resistentes, cuatro tapas y fondos Medios y una tapa y un fondo  Blando.